Los tratamientos para la alergia alimentaria y otros tipos de alergia es un tema de actualidad que cobra gran importancia. El incremento de la población con esta condición, ha llevado a considerar el tema de las alergias como un problema de salud importante. Aunque es mucho lo que queda por investigar, descubre algunas opciones para tratar esta afección y dar al paciente una mejor calidad de vida.

Principales tratamientos para la alergia alimentaria

Principales tratamientos para la alergia alimentaria

Una vez diagnosticada la alergia alimentaria, el único tratamiento que puede ayudar es evitar por completo la sustancia que causa la alergia. Sin embargo, nadie está exento de estar en contacto con los alimentos o elementos que pueden causar una grave reacción alérgica. En estos casos conviene tener disponible las siguientes opciones:

Reacciones alérgicas menores

Ante una reacción alérgica menor, los antihistamínicos de venta libre pueden ayudar a reducir los síntomas como la comezón, la congestión nasal y el dolor abdominal que se produce. Estos deben administrarse de forma inmediata después del contacto, para que pueda prevenir una reacción más grave.

Reacción alérgica severa

La complicación más grave de una alergia alimentaria es un shock anafiláctico. En estos casos, el tratamiento consiste en una inyección de epinefrina o adrenalina que ayuda a reducir la reacción. Se encuentra disponible en un dispositivo que combina una jeringa y aguja que puede ser transportado a todas partes.

Es necesario que el individuo sepa utilizar el dispositivo en caso de emergencias. De igual manera, es conveniente acudir a un centro de urgencias.

Otras opciones para tratar la alergia a los alimentos

Como ya se planteó, la única forma de tratar la alergia a los alimentos es evitar por completo el contacto con las sustancias que produce la alergia. Sin embargo, existen alternativas experimentales que han sido de gran ayuda a este tipo de afección. Entre estas opciones se pueden destacar:

Inmunoterapia oral

Esta terapia consiste en la administración en pequeñas dosis del alimento que funciona como alérgeno. Se puede tragar o colocar debajo de la lengua y esta dosis se va incrementando poco a poco. El objetivo principal es prevenir la anafilaxia, una reacción que puede ser mortal, y crear cierto nivel de tolerancia.

Se ha usado esta técnica para tratar la alergia la huevo, al maní y a la leche, con resultados exitosos. Sin embargo, sigue siendo una alternativa que debe ser investigada.

Exposición temprana a los alimentos alérgenos

Esta es una práctica pediátrica que se ha generalizado en los últimos años y consiste en exponer al niño a sustancias que causan alergia. Durante mucho tiempo, se evitaba los alimentos alérgenos en niños menores de tres años con el propósito de evitar una reacción. Sin embargo, algunos estudios arrojaron evidencia de que la exposición a estos alimentos redujo en un 80% las alergias al maní, entre otras.

Medicina alternativa para alergias alimentarias

Medicina alternativa para alergias alimentarias

La medicina alternativa ofrece tratamientos naturales para ayudar a reducir las reacciones alérgicas. Sin embargo, no las curan en su totalidad. Entre los más buscados por los usuarios se encuentran:

  • Inyecciones de acupuntura: Para sus defensores, esta técnica ayuda al organismo a canalizar la respuesta inmunológica. Sin embargo, es una terapia que debe seguir investigándose.
  • Homeopatía: Con esta terapia se busca desensibilizar o generar tolerancia del cuerpo frente al alimento. Es digno destacar que estas pueden complementar otro tipo de técnicas que resulten ser más confiable.
  • Yoga: La meditación y algunas posturas del yoga favorece la respiración, lo que fortalece el sistema inmunológico. Muchos emplean esta técnica para reducir las alergias causadas por alimentos.

En resumen, los tratamientos para la alergia alimentaria van desde los antihistamínicos hasta la inyección de epinefrina. Además, se usan las vacunas antialérgicas que han dado excelente resultados en algunos individuos con la afección. Esta afección no se cura, pero si se puede controlar eficazmente.

Mas información sobre la alergia alimentaria