¿Sabías que un 20% de las causas de la comezón en perros es provocado por alergia a los alimentos? Esta es una cifra que se encuentra superada por el ataque de garrapatas y por la dermatitis aguda. Se puede decir que es una afección muy común que, afortunadamente, se puede combatir de la mejor manera. A continuación, apunta los aspectos relacionados la alergia alimentaria en perros incluyendo el tratamiento correcto.

¿Qué es la alergia alimentaria en perros?

Al igual que en los humanos, la alergia alimentaria en perros se define como una reacción de hipersensibilidad frente a ciertos alimentos. No se debe confundir con intolerancia, ya que es algo completamente diferente. Esta última se presenta con trastornos digestivos, tales como diarrea y vómitos, mientras que la alergia produce signos característicos, por ejemplo: comezón en patas y cuerpo, inflamación, tos y estornudos frecuentes.

Qué es la alergia alimentaria en perros

Estas alergias son causadas por ciertos alimentos, aditivos químicos o colorantes que se añaden a la comida procesada para perros. También, puede ser causada por alimentos alérgenos tales como huevos, leche de vaca, soya, maní, trigo y maíz. Pueden aparecer o desaparecer en cualquier momento de la vida del animal.

Síntomas de la alergia alimentaria en perros

Los síntomas de la alergia alimentaria en perros van a depender del alimento al que se desarrolle la reacción de hipersensibilidad. Sin embargo, la manifestación más evidente es la dermatitis en piel acompañada de comezón. También, es posible notar los siguientes signos:

  • El enrojecimiento de la piel, especialmente en la zona inferior del cuerpo, junto con bultos rojos y lesiones causadas por el rascado.
  • La alergia, por lo general, se extiende hacia el área de las orejas llegando a causar otitis o infección en esta área.
  • Inflamación en el área de las patas y almohadillas.
  • Caída del pelo en las áreas donde se da la comezón. Al estar expuesta es posible que las bacterias causen infección. Si se tratan con antibióticos, puede que el problema ceda, sin embargo, reaparece con la suspensión del mismo.
  • Inflamación de los párpados y otras áreas del rostro.

Ante la presencia de trastornos gastrointestinales, conviene consultar con el  veterinario para un diagnóstico preciso. Por lo general, la alergia no se presenta con diarrea, vomito o dolor abdominal.

Cómo determinar la alergia a los alimentos en el perro

Luego de haber experimentado el episodio de alergia, es posible que el veterinario realice una prueba. Para ello, se somete al animal a una dieta de eliminación donde se le suministra alimentos hipoalergénicos con bajas cantidades de productos procesados o aditivos químicos. En el mercado se encuentran productos a base de proteínas hidrolizadas, sin aditivos químicos que puedan causar la reacción.

Por lo complejo de la afección en los canes, es posible que la dieta se extienda hasta por 6 semanas. Durante este tiempo, es necesario vigilar que el animal consuma solo lo que se le ofrece en el hogar. Los síntomas pueden desaparecer en las próximas tres semanas después de iniciada la dieta.

Si se desea saber que sustancia provoca la alergia se puede realizar una prueba de provocación con un test de todas las sustancias sospechosas. Es posible introducir un elemento durante siete días, de esta manera se puede observar si produce la reacción adversa. También, las pruebas cutáneas son de gran ayuda.

¿Cómo tratar la alergia alimentaria en perros?

Es importante tener claro que la alergia en el animal no va desaparecer. Por ello, hay que estar atentos a todo lo que el animal consuma, para evitar recaídas o agudización de los síntomas. Para que se mantengan saludables es necesario tratar la alergia con las siguientes recomendaciones:

Cómo determinar la alergia a los alimentos en el perro

  • Dieta: La mejor manera de evitar la alergia alimentaria en perros es eliminar el consumo de alimentos alérgenos. Para ello, es importante diseñar un nuevo menú con sustancias que nunca se les haya dado.
  • Antihistamínicos: Se le puede suministrar fármacos que impidan la liberación de histamina en el organismo. Estos ayudan a reducir los síntomas considerablemente.
  • Dietas caseras: Se le puede suministrar una alimentación a base de alimentos caseros que no contengan aditivos comerciales, colorantes u otro elemento alérgeno.

En conclusión, la alergia alimentaria en perros es una afección más común de lo que se cree. Por lo general, se le atribuye la comezón de los perros a infección por parásitos o pulgas. Sin embargo, los alimentos alérgenos pueden producir reacción de hipersensibilidad severa. Una detección a tiempo y tratamiento adecuado será suficiente para que estén sanos.

Mas información: