La alergia a los alimentos es una afección que consiste en la hipersensibilidad del organismo frente al consumo de ciertos alimentos. Aunque se estima que un 3% de la población adulta padece esta condición, es una cifra que aumenta cada vez más. Por tal razón, es necesario conocer las causas de la alergia alimentaria y descubrir si hay probabilidad de ingresar a esta estadística.

Principales causas de la alergia alimentaria

Principales causas de la alergia alimentaria

Cuando ocurre una reacción de hipersensibilidad o alergia a los alimentos, el organismo reacciona de forma errónea ante un alimento o ingrediente. Como consecuencia, el sistema inmunológico estimula la producción de anticuerpos llamados inmunoglobulina E (IgE) que ayudan a neutralizar la supuesta sustancia dañina. Estos químicos son los responsables de los síntomas de la alergia.

Las razones para la que alergia a los alimentos puede aparecer son:

Síndrome de alergia oral

El síndrome de alergia oral se conoce también como síndrome de alergia al polen y es el mayor causante de la rinitis. Si una persona padece de esta condición, hay una mayor probabilidad de que desarrolle una alergia alimentaria. La razón es que los anticuerpos reaccionan a las proteínas de los alimentos que son similares a la del polen, generando lo que se conoce como alergias cruzadas. Un ejemplo de esto puede ser:

  • Si existe un historial de alergia al polen de abedul, hay mayor probabilidad de desarrollar alergia a las manzanas, zahorias, apio y especias.
  • En casos de alergia a las hierbas, se puede generar hipersensibilidad al maní, al melón, a las naranjas, entre otros.

Si los alimentos consumidos son cocidos, el nivel de la reacción se puede reducir. Sin embargo, solo una pequeña cantidad puede desencadenar una reacción fatal.

Ejercicios

Una de las causas de la alergia alimentaria es la realización de ejercicios. Es posible que después de la ingesta de un alimento específico no se desarrolle ningún síntoma. Sin embargo, a medida que el ejercicio o la actividad avanzan aparecen las primeras señales, picores, inflamación, congestión nasal, entre otros.

Las causas de este tipo de alergia aún se encuentran en investigación. No obstante, se presume que con el incremento de la temperatura las proteínas pueden llegar más rápido al torrente sanguíneo y provocar la reacción. Es un tipo de respuesta que puede pasar desapercibida en personas que no hacen ejercicios.

Causas de la alergia alimentaria: Alimentos alérgenos

Existen diversos alimentos considerados alérgenos, es decir, que tienden a provocar alergias alimentarias. Entre estos se pueden destacar:

  • Huevos, leche, trigo, soja, alimentos que tienden a desarrollar reacciones en los niños debido a que su proteína es difícil de digerir. Por lo general, es una reacción que el cuerpo logra combatir con el paso del tiempo.
  • Mariscos, pescados y frutos secos, alimentos que afectan principalmente a los adultos.

Es necesario identificar los alimentos para evitarlos y reducir la probabilidad de sufrir un episodio de alergias.

Factores de riesgos para desarrollar alergias alimentarias

Factores de riesgos para desarrollar alergias alimentarias

Existen otras causas de la alergia alimentaria y es pertenecer a uno de los grupos vulnerables a esta condición. Entre las más comunes se encuentran:

  • Factores genéticos: Si en la familia hay personas con asma, alergias, urticaria y otras reacciones similares hay mayor propensión a desarrollar la condición.
  • La edad: En el caso de los niños, estos son más vulnerables a las alergias alimentarias. Sin embargo, las pueden superar a medida que el sistema inmunológico se va desarrollando.
  • Padecer de asma y otras alergias: Esto deja al sistema inmunológico en guardia, lo que puede incrementar el riesgo de desarrollar la condición.

En conclusión, las causas de la alergia alimentaria suelen ser diversas y ajustadas al sistema inmunológico del individuo. Pueden ser inducidas por el ejercicio y por alimentos con tendencias a causar alergias. También, existen factores de riesgos que incrementan la posibilidad de desarrollar la afección.

Mas información: